El National Marriage Project es una entidad que investiga, analiza el estado del matrimonio en Estados Unidos, con propósitos educativos y de concienciación social. A continuación, diez visiones que la organización califica como erróneas, basándose en numerosas investigaciones.

1 El matrimonio beneficia al hombre mucho más que a la mujer: Ambos se beneficia por igual, pero los hombres suelen gozar de mejor salud y las mujeres de mejor situación económica.

2 Tener hijos acerca a la pareja: Todo lo contrario. La llegada de un bebé viene acompañada de una buena dosis de estrés, difícil de lidiar. Sin embargo, las uniones con hijos tienen un poco más de probabilidades de mantenerse unidas.

3 La clave del éxito conyugal son la buena suerte y el amor romántico: Las parejas más felices funcionan como amigos que comparten sus vidas y son compatibles en intereses y valores.

4 Mientras más educada sea la mujer, menos probabilidades tiene de casarse: Contrario a lo que ocurría en el pasado, hoy tienen más probabilidad de casarse, sólo que más tarde.

5 Las parejas que conviven antes del matrimonio tienen relaciones más duraderas y satisfactorias: Tienen uniones menos satisfactorias y considerablemente más probabilidades de romper. Sin embargo, las parejas que conviven pero tienen planes de casarse en un futuro cercano tienen la misma oportunidad de mantenerse juntos que las parejas que no conviven.

6 No puede esperarse que los matrimonios duren toda una vida porque hoy vivimos mucho más: La duración de los matrimonios duraderos no ha cambiado en los últimos 50 años.

7 Las mujeres casadas tienen más probabilidad de sufrir de violencia doméstica: Estar soltera, especialmente si convives sin estar casada, se asocia con mayor riesgo de violencia doméstica en la mujer.

8 Las personas casadas tienen vidas sexuales menos satisfactorias y menos sexo que las solteras: Tienen más sexo y lo disfrutan más, tanto física como emocionalmente.

9 Convivir es como estar casado, pero sin el papeleo: Las personas que conviven tienden a estar menos comprometidas en sus relaciones que las casadas y orientadas más hacia su autonomía que al bienestar de la pareja.

10 Las parejas casadas tienen matrimonios más felices que la gente en el pasado, cuando era más común evitar el divorcio, sin importar lo deteriorada que estuviera la relación: El nivel de felicidad de los matrimonios no ha aumentado. Por el contrario, parece haber disminuido un poco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here