Un estudio de la Universidad de Oxford da a conocer las ventajas de la alimentación a base de vegetales

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS (01/FEB/2013).- Los vegetarianos sufren menos enfermedades  del corazón, revela un amplio estudio británico publicado este semana, lo que  parece confirmar las conclusiones de recientes estudios norteamericanos que  vinculan el consumo de carne roja con un mayor riesgo de mortalidad.
salud

En este estudio publicado en Estados Unidos, los investigadores de la  Universidad de Oxford en el Reino Unido encontraron que las personas que siguen  una dieta vegetariana reducen en un 32% el riesgo de hospitalización y muerte  por enfermedades cardiovasculares en comparación con los que consumen carne y  pescado.

“Gran parte de la diferencia se debe probablemente a los efectos del  colesterol y de la presión sanguínea”, generalmente mayores entre los  consumidores de carne y pescado, y “muestran el importante papel de la dieta en  la prevención de enfermedades cardiacas”, dijo la doctora Francesca Crowe, de  la Universidad de Oxford, autora principal del trabajo.

Publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition, este es el  estudio más amplio realizado hasta ahora en el Reino Unido que compara la  incidencia de enfermedades cardiovasculares entre los vegetarianos y los no  vegetarianos.

El análisis se centró en unos 45 mil voluntarios de entre 50 y 70 años en Inglaterra y Escocia, incluidos en un estudio sobre cáncer y nutrición  denominado European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC).

En este grupo, 34% eran vegetarianos, un número elevado raro en estudios de  este tipo, lo que permitió a los investigadores hacer estimaciones más precisas  de los factores de riesgo cardiovascular en ambos grupos.

“Los resultados muestran claramente que el riesgo de enfermedades  cardiovasculares es inferior en alrededor de un tercio en los vegetarianos”,  dijo el profesor Tim Key, director adjunto de la Unidad de Epidemiología del  Cáncer de la Universidad de Oxford y coautor del estudio.

Los investigadores tomaron en cuenta varios factores para calcular el  riesgo: la edad, el consumo de tabaco y alcohol, la actividad física, el nivel  de educación y el desarrollo socioeconómico.

Los participantes, reclutados a lo largo de la década de 1990, respondieron  cuestionarios detallados sobre su salud y estilo de vida.

Durante el periodo de seguimiento, que duró casi 12 años en promedio, los  autores del estudio identificaron mil 235 casos de enfermedades cardiovasculares  en los registros hospitalarios, incluyendo 169 muertes.

Encontraron que los vegetarianos generalmente tenían menor presión arterial  y registraban niveles de colesterol más bajos que los no vegetarianos. También mostraban menores índices de masa corporal (IMC) y  menos casos de diabetes, ambos resultado de la dieta que seguían.

Los vegetarianos no sólo se beneficiaban del impacto positivo de registrar  un menor índice de masa corporal, sino que también veían reducido en un 28% el  riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Esta investigación confirma los resultados de un estudio de más de 121 mil  hombres y mujeres estadounidenses publicado en marzo de 2012 en la revista  Archives of Internal Medicine, que mostró una fuerte relación entre el consumo  diario de carne roja y un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas  (12%), por enfermedades cardiovasculares (16%) y por cáncer (10%).

Citando otro estudio estadounidense de 2009, Crowe precisó sin embargo que el riesgo de desarrollar cáncer era similar entre los vegetarianos y  los no vegetarianos.

TOMA NOTA

corazón

Un cambio saludable

Si lo que desea en cambiar su dieta carnívora por una rica en vegetales, aquí presentamos tres consejos:

1. Piense en tres comidas vegetarianas que ya disfruta en la actualidad.  Las más comunes son el arroz y los frijoles, la paella de vegetales o las tostadas con guacamole.

2. Seleccione tres recetas que prepara con regularidad, que puedan adaptarse con facilidad a un menú vegetariano. Por ejemplo, prepare unas fajitas o una hamburguesa con hongos en lugar de la carne.

3. Revise libros de cocina vegetariana y experimente con las recetas durante una semana, hasta que encuentre tres menús ricos y fáciles de preparar, e insértelos en su dieta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here