Las faldas lisas tienen nuevas rivales: las faldas plisadas. Románticas, clásicas, casuales y muy coquetas, las faldas tableadas se ven desde en las pasarelas hasta en las calles. Esta moda llegó para quedarse. La falda plisada es ideal para usar en primavera y verano gracias a las telas ligeras que las caracterizan, como la organza. Los estilos varían y llegan tanto en su versión maxi como mini.

Pero también hay que reconocer que los plisados son peligrosos, especialmente si surgen desde la cintura, ya que pueden ensanchar el abdomen y las caderas. Para que esto no ocurra hay que usarlas con cinturón ancho. Se combina con un top que cubra la parte de la cintura.

Los diferentes estilos

La maxifalda alarga la figura y es fresca. Marca el cuerpo y da un look bohemio y elegante si es combinado con el top apropiado. Las miniplisadas tienen su encanto también, ya que lo interesante de estas faldas tableadas es que lucen bien con cuero o con tejidos y hacen un buen contraste si se combinan con telas diferentes. Hasta la falda más corta por su volumen luce femenina y no demasiado insinuante.

El vestido globo plisado está muy de moda, pero la silueta queda totalmente oculta. Es recomendable llevarlo y tomar en cuenta que este modelo quedará mejor a las figuras más estilizadas ya que aumenta mucho el volumen.

Mi pregunta es: ¿ya tienes tu falda? Escoge el color que más te gusta y el que combine mejor con tu tono de piel y lista para lucir como toda una mujer a la moda.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here