No se trata exclusivamente de la ropa, del maquillaje, del lenguaje corporal o estilo personal. Todo es importante, porque el resultado del conjunto es el reflejo más evidente a simple vista para valorar la aptitud y capacidad laboral de una persona. El primer golpe de efecto es el que cuenta… y mucho. Cuando hay que ganarse la confianza de alguien en cinco minutos, es imprescindible no pecar por exceso o por defecto. Lo óptimo es encontrar un elegante término medio. Aquí te presentamos algunos tips que nunca fallan.

MAQUILLAJE IMPECABLE

Natural

Nada de cara lavada pero tampoco de camuflaje: el maquillaje debe ser moderado. Aplícate un hidratante con color, para que tu cutis se vea liso y saludable; un rubor beige natural es perfecto.

En los labios lleva tonos marrones o rosas. Resalta tus ojos con un toque de rímel en las pestañas superiores, pero no abuses de las sombras. Si tus cejas son rebeldes, péinalas con fijador especial para ellas: así se mantendrán disciplinadas. Ten presente que la consigna es discreción tanto en la cantidad como en el colorido.

MANOS Y UÑAS PERFECTAS

uñas

Tenerlas descuidadas es un error que puede costar el puesto que deseas. Las manos son uno de los medios de comunicación más convincentes, pues su gesticulación puede restar o sumar credibilidad a lo que dicen tus palabras. Para mantenerlas tersas e hidratadas, exfólialas una vez a la semana y ponles crema cada vez que las laves. Las uñas mordidas o largas como garras dan mala impresión. Al pintarlas olvida los rojos y los nacarados oscuros. Limpias y cuidadas, con brillo o esmalte color piel, califican de pulcra a la persona que las lleva.

CADA PELO EN SU LUGAR

peinados

No es el momento de ensayos o experimentos que generalmente no dan buenos resultados, por lo que es mejor que no intentes cambiar de peinado para esa entrevista. Ya sea liso o rizado, evita problemas de última hora y lávalo la noche antes del día de la entrevista, sécalo y amóldalo. La mejor opción es recogerlo para lograr un aspecto elegante. Si no quieres que se vea demasiado rígido, puedes dejar uno o dos mechones libres, estratégicamente dispuestos, pero que no tapen los ojos o que debas estar acomodando continuamente.

OLER A FLORES

olor

La fragancia que elijas es muy importante. Se trata de oler bien, no de marear; por ello, la discreción vuelve a ganar la partida. Lo ideal es un agua de colonia fresca. Si prefieres perfume, opta por uno floral: evita los fuertes y especiados. El poder del aroma ejerce gran influencia sobre las reacciones y actitudes de las personas.

LOS ACCESORIOS

accesorios

Fácilmente puedes ir de lo sublime a lo ridículo, por lo que debes tener mucho cuidado con los complementos. Un collar de perlas, aretes pequeños, un broche o prendedor ponen un toque elegante. No importa que sean de fantasía, siempre que no se vean vulgares. Jamás te pongas un anillo en cada dedo, ni te cuelgues cadenas y más cadenas. Una mascada de buena calidad ayuda a dar vida a un atuendo demasiado sobrio.

En invierno, las medias son imprescindibles. No deben estar corridas, ni tener dibujos o malla. Busca que sean de la mejor calidad que tu presupuesto te permita… ¡sí se nota! Además, por su delicadeza se pueden romper en el momento menos indicado. Para prevenir, lleva un par de repuesto en tu bolsa. Los zapatos deben estar impecables, ni chuecos ni deformados y las tapas en perfecto estado.

La bolsa no tiene que ser de marca, pero sí de piel, limpia, cuidada y ordenada en el interior, por si tienes que abrirla para sacar una pluma u otra cosa. Dice mucho de tu personalidad.

Revisa la ropa que vas a usar: mira que no lleve bastillas sueltas o manchas. Debe tener todos los botones en buen estado, para que te sientas segura.

Por último, sé correctamente natural. Deja los aires sofisticados y sexys para otra ocasión. Una entrevista laboral no es un momento propicio. ¡Buena suerte!

LO QUE NO DEBES LLEVAR

* La minifalda siempre arroja la misma conclusión: se asocia con lo frívolo o lo simple. Evítala ese primer día.

* No tengas una apariencia extravagante, pero tampoco caigas en un look anticuado. Olvida los escotes pronunciados, las transparencias, las faldas con aberturas exageradas, los estampados florales grandes y los colores fuertes (como neón), que opacan a quien los usa y molestan a la vista, además de resultar frívolos.

* Mejor utiliza tonos cálidos o neutros, como beiges, azules, grises. Si lo que buscas es sentirte segura, el color negro no falla; con él te sentirás a gusto, confiada.

* No importa tu complexión, lo que importa es que te veas cómoda dentro de la ropa. Evita sentirte ceñida en extremo pero tampoco parezcas un saco sin atar.

2 Comentarios

  1. Todo me encanto bueno soy una mujer de 56 años pero siempre me gusta ver lo q se esta usando me encanta la moda aunque no puedo comprar todo lo que me gustaría, me toca conformarme con lo que si puedo ver ,muy lindo todo lo que e visto hasta ahora.
    Un gran saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here