La autoexploración de las mujeres siempre ha estado rodeada de tabúes, falsedades y miedos sin mucho fundamento. Ya es hora de derribarlos.

Los hombres suelen confesar abiertamente que alguna vez se masturbaron e incluso son capaces de asegurar sin ningún pudor que aún lo hacen. Pero ¿y qué pasa con nosotras las mujeres?

Seamos bien honestas. La verdad es que también practicamos el autoerotismo. La única diferencia es que a veces esta práctica es considerada tabú no sólo por los hombres, sino también por las mismas mujeres. Pensemos un momento ¿seríamos capaces de revelar frente a un grupo de amigas que nos masturbamos? Estamos seguras de que pocas dirían que sí.

Esto a pesar de que los sexólogos han dicho hasta la saciedad que muchas veces el éxito que podemos alcanzar en una relación sexual con una pareja se debe en alguna medida a la capacidad de una de saber de antemano qué y cómo nos gusta.

Existen una serie de mitos sobre la masturbación femenina que son importantes de derribar para que de una buena vez podamos vivir nuestra sexualidad plenamente, sin miedos infundados y por supuesto sin tabúes.

No lo hacemos
El primer mito que hay que derribar es el más obvio: decir que las mujeres no nos masturbamos. Durante años se pensó que sólo el hombre sentía la necesidad de buscar el autoerotismo. Sin embargo, con los años, varios estudios y encuestas indican que las mujeres tenemos la misma necesidad, en especial en épocas como la pubertad y adolescencia en donde comenzamos a descubrir nuestra sexualidad. Así es que por favor ¡dejémonos de ruborizarnos con el tema! ya que no tiene nada de pecaminoso. Es más, es hasta saludable.

Mucho es anormal
Si una mujer se masturba una vez al día y otra, una vez a la semana, esto no hace que la primera tenga algún problema mental o sea insaciable o cualquier otro apelativo similar. Cada persona tiene una frecuencia distinta. Esto no significa que una sea más normal que otra. Y ojo, por favor, dejemos de afirmar que ‘los hombres se masturban más que las mujeres’. ¡Esto no es una competencia!

Provoca problemas futuros
No podemos negarlo. A veces las religiones y la misma cultura son castradoras, te llenan de miedos a la hora de hablar de masturbación, más aún si se refiere a la femenina. Mujeres, lean atentamente. De ninguna forma la autoexploración puede llevarte a tener problemas sexuales futuros. Tampoco porque te masturbes no vas a poder nunca alcanzar el orgasmo con una pareja. ¡Todo lo contrario! Y ojo que tampoco salen espinillas, otra tontera que se dijo en algún momento.

No es orgasmo
Uno de los mitos más descabellados, pero que aún rondan en algunas mentes, es que si te masturbas, el orgasmo que puedes conseguir no puedes tildarlo como orgasmo. Tal cual. Muchas mujeres y hombres piensan que sólo es posible lograr el clímax a través de la penetración ¡gran error! No es bueno generalizar, pero muchas mujeres consiguen el orgasmo sólo a través de la estimulación del clítoris sin necesidad de penetración.

No tenemos estímulos eróticos
Todas sabemos que los hombres muchas veces se masturban viendo una película triple X, revisando alguna revista o simplemente fantaseando con alguna famosa guapa. Bueno, les avisamos que las mujeres también muchas veces se autoexploran con los mismos estímulos. Aunque parece como sacado de la edad medieval, nunca está demás recordar que las mujeres no sólo se excitan cuando aman a un hombre. Por favor, seamos realistas.

No sólo las “solas” lo hacen
Todavía tenemos esa manía de relacionar la masturbación con una época de soledad. Vale decir, se piensa que las mujeres que se autoexploran lo hacen porque no han conseguido una pareja estable o simplemente porque la que tienen no las satisface ¡Error! Una cosa no tiene nada que ver con la otra. Una puede perfectamente tener una vida sexual feliz y estar con una persona en una relación y masturbarse. Tal cual. No tiene nada de malo.

No hay “forma” normal
Una vez más las películas pornográficas han logrado generar estereotipos errados. No es infrecuente que en este tipo de filmes aparezcan mujeres masturbándose, pero siempre lo hacen de la misma manera: con los dedos, como si esa fuera la única forma válida y correcta para hacerlo. Nuevamente volvemos a aclarar que al igual que la frecuencia, no existe ninguna forma “normal” para autoexplorarse. Hay mujeres que les acomoda más estar boca abajo, otras se estimulan con juguetes sexuales como vibradores, otras con consoladores ¡Hay muchas formas! Es cosa de usar la imaginación.

Si no te masturbas estás mal
Ahora, no nos vayamos al otro extremo. No terminemos siendo las talibanes de la masturbación. O sea, la mayoría de las mujeres se autoexploran, pero hay un porcentaje que no lo hace nunca. Si ese es tu caso, tampoco te hace ser un bicho raro, ni nada. Cada una debe vivir su propia sexualidad.

Tiene fecha de término
La masturbación es una práctica que no sólo se puede dar durante la adolescencia o pubertad. Ésta también puede practicarse pasado los 20 años, los 30 años. En verdad se puede realizar a lo largo de toda la vida.

Es un acto egoísta
Durante años la masturbación femenina fue tachada como algo vergonzoso, perverso y hasta egoísta. Porque en esos tiempos se pensaba que la mujer estaba para satisfacer los deseos del hombre y no para sentir placer también. Bueno, ahora que eso ya es parte del pasado, aclaramos que la autoexploración no tiene nada que ver con ser egoísta y poner el placer de una por sobre el otro. ¡Todo lo contrario! Tiene que ver con descubrirse a sí misma para guiar al otro para que él también te pueda descubrir.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here