Situada a dos horas en lancha de Cartagena, y rodeada de playas coralinas, ciénagas y manglares, Isla Palma se ha convertido en el destino obligado para aquellos que buscan dejar a un lado su trabajo y obligaciones y simplemente, relajarse.

Isla Palma es una isla privada que actualmente pertenece a la cadena de hoteles Decameron y que recibe diariamente por lo menos 40 turistas de todo el mundo que buscan estas playas por su tranquilidad, ubicación y la diversidad de especies de reserva que allí habitan.

Ardillas, flamingos rosados, monos, aves y cangrejos de todos los colores y hasta ermitaños son algunos de los animales que hacen parte de la reserva ecológica propia de la isla en la que la temperatura oscila entre 30 y 33 grados centígrados.

¿Cómo llegar?

La salida para la isla se realiza desde el Muelle de Cartagena donde el turista deberá pagar un impuesto de $4.700 y luego esperar una lancha que a las 12.30 de medio día sale directo para Isla Palma.

En el camino, el turista podrá ver diferentes embarcaciones militares y submarinos que permanecen en la orilla de la Bahía de Cartagena; islas como Barú, Islas del Rosario, Punta Grande e Isla Arena hacen parte del camino que finaliza en el archipiélago de San Bernardo, donde queda Isla Palma.

A su llegada, un largo muelle le da bienvenida a una casa gigante convertida en hotel hace 14 años.

Su historia

A finales del siglo XV, Isla Palma era –según datan libros históricos- el sitio de escondite de piratas y corsarios ingleses o franceses, era la época de la conquista de América.

Años después fue abandonada y volvió a su estado natural, como lugar de reserva ecológica y tierra de ermitaños que llegaban a la isla en busca de soledad. Según cuentan sus habitantes, en esa época los gritos que se escuchaban en la isla eran insoportables y desde ahí empezó la leyenda de los espíritus de piratas que quedaron allí penando.

Datos curiosos

La casa-hotel de Isla Palma perteneció a un narcotraficante colombiano que cedió sus bienes. Su construcción y gran parte de la decoración ya estaba allí cuando fue adquirida por la cadena hotelera que lo adecuó para recibir turistas de todo el mundo.

Isla Palma cuenta con un acuario en el que peces multicolores, tropicales, corales y cardúmenes de pececitos saltarines le dan vida.

Dos delfines, Fionna y Camila, son la encargadas de dar dos espectáculos al día en la piscina salada situada al final del muelle.

Paquetes vacacionales

Los paquetes más comunes para viajar a esta Isla los ofrece Decameron y las Cajas de compensación familiar a la que usted se encuentre afiliado y que seguramente le dará un buen descuento.

Por Liliana Matos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here