Ahora sabemos que existen grasas buenas y malas. El vientre es el lugar preferido de la acumulación de grasas malas. No es fácil deshacerse de ellas incluso con una restricción dietética, tan sólo una actividad física intensa y regular consigue solucionar un poco el problema. Sin embargo, para evitar problemas perjudiciales para la salud, se deben eliminar debido a que más allá del aspecto estético, estas grasas acumuladas producen sustancias inflamatorias y hormonas, factores de desarrollo de algunas enfermedades graves (diabetes, enfermedades cardiovasculares y enfermedades neurodegenerativas). Las innovaciones en el campo de la terapia nutricional traen soluciones efectivas para quemar estas grasas resistentes

La OMS estima que en 2015, 2,3 millones de personas tenían sobrepeso y 700 millones eran obesas en todo el mundo. La grasa abdominal, la que se almacena en el vientre, tiene un carácter pro-inflamatorio y endocrino disruptivo. Además, produce o estimula otras enfermedades graves como la diabetes, la aterosclerosis, la hipertensión o la enfermedad de Alzheimer.

Las grasas abdominales, fuentes de las enfermedades actuales

El tejido adiposo ha sido considerado como un simple órgano de almacenamiento de energía durante mucho tiempo. Normalmente, las células de grasa debajo de la piel tienden a cargarse de grasa en tiempos de abundancia, una grasa que se utiliza para proporcionar energía durante los períodos de escasez. En caso de escasez, los triglicéridos en reserva se dividen en ácidos grasos utilizados en el hígado para producir la cantidad de glucosa necesaria para el funcionamiento de los órganos.

El tejido adiposo abdominal ejerce otras tareas igualmente importantes. Sus células de grasa, los adipocitos viscerales, son de carácter diferente y funcionan como verdaderas glándulas que producen hormonas, así como sustancias inflamatorias que incluyen las citoquinas, unos importantes agentes inflamatorios. En cantidades adecuadas para el cuerpo, estas grasas desempeñan un papel saludable y de protección pero en grandes cantidades, pueden perjudicar el organismo.

La grasa abdominal, fuente de inflamación generalizada

La grasa que rodea los órganos abdominales es la principal responsable de los estados inflamatorios crónicos y trastornos hormonales, fuentes de enfermedades tan diversas como graves. Varios estudios, incluyendo uno del equipo de la Prof. Susan Sam de la Universidad de Illinois, compararon el espesor de la grasa abdominal, medida por escáner, y los niveles de marcadores inflamatorios en la sangre de 382 pacientes seguidos por diabetes. El estudio demostró que la grasa abdominal mantiene la inflamación crónica, favorable para el desarrollo de la diabetes, de las enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas y algunos tipos de cáncer.

Quemar las grasas abdominales de forma natural

Una búsqueda cuidadosa de los mejores ingredientes activos naturales ha permitido el desarrollo de un complejo natural por Suplanatura, W.L.S, capaz de tener en cuenta todos los aspectos del problema y sobre todo el control de la grasa acumulada en el abdomen.

Composición y efectos

Tradicionalmente, la melisa tiene la función de facilitar la digestión. Los herbolarios asocian a menudo la melisa con otras plantas, por ejemplo la menta piperita, para combatir trastornos digestivos.

El estragón es particularmente rico en antioxidantes cuyos compuestos reducen el daño causado por los radicales libres en el cuerpo y los agentes inflamatorios.

Los cítricos, incluyendo los limones, son ricos en fibra soluble, especialmente la pectina. Gracias a su capacidad para reducir el colesterol en la sangre, la fibra soluble ayuda a reducir la incidencia de las enfermedades cardiovasculares. La cáscara de limón es eficaz para reducir los niveles de colesterol en la sangre y hepático, y sobre todo para estimular la quema de grasa acumulada alrededor del abdomen.

Ensayos clínicos: reducir la cintura de 4cm

Suplanatura ha hecho bien las cosas. Las pruebas clínicas realizadas con W.L.S mostraron una reducción tangible en la cantidad de grasa abdominal de entre 3 a 4 cm en 4 meses, en el ser humano. Otro estudio demostró que los ingredientes activos contenidos en W.L.S, en particular los polifenoles, eran capaces de acelerar la desaparición de la grasa abdominal. W.L.S es un fantástico quemador de grasa que puede ayudar a perder grasa abdominal de forma natural.

Un consumo regular semanal de W.L.S corresponde a una carrera intensa de 5 km todos los días.

¡La posología de W.L.S es de 2 comprimidos al día distribuidos antes de cada comida!

Para mayor información: W.L.S

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here