1. Las cremas protectoras permiten tomar el sol mucho más tiempo

protectores

Mito: Las cremas protectoras permiten tomar el sol mucho más tiempo. Realidad: Las cremas de protección solar no deben utilizarse para aumentar el tiempo de exposición al sol, sino para aumentar la protección cuando la exposición es inevitable. La protección que proporcionan depende en gran medida de si se aplican correctamente.

2. En días nublados no te quemas

26

Mito: En días nublados no te quemas. Realidad: Hasta el 80% de la radiación UV solar puede atravesar una nubosidad poco densa. La neblina de la atmósfera puede incluso aumentar la exposición a la radiación UV. Por lo tanto, debemos usar protector solar, cubrir las partes del cuerpo más expuestas o buscar la sombra.

3. En zonas de lunares hay que aplicar un protector más potente que en el resto de la piel

sol

Mito: En zonas de lunares hay que aplicar un protector más potente que en el resto de la piel. Realidad: La piel es un órgano y se comporta como un todo: cuando se expone, debe protegerse en su totalidad; el factor de protección elegido tiene que ser el mismo en todo el cuerpo, y está en relación con el tipo de piel.

4. En el agua no te quemas

paguaj

Mito: En el agua no te quemas. Realidad: El agua proporciona una protección mínima contra la radiación UV y los reflejos del agua pueden aumentar la exposición. Hay que tener cuidado porque al estar en el agua a una temperatura inferior, no nos damos cuenta de que el sol nos está quemando, a sí que aplica crema protectora resistente al agua constantemente.

5. El sol cura enfermedades como el acné o la psoriasis

foyoloi

Mito: El sol cura enfermedades como el acné o la psoriasis. Realidad:El sol no cura estas enfermedades, sino que las mejora. De todas formas, hay que tener especial cuidado en el caso del acné, ya que además de «no curarse con el sol», algunos tratamientos aumentan la captación de las radiaciones ultravioletas, así que tomar sol puede ser más dañino aún.

6. Debajo de una sombrilla, toldo o árbol es imposible quemarse

toldo

Mito: Debajo de una sombrilla, toldo o árbol es imposible quemarse.Realidad: Debajo de la sombrilla hay que usar protección solar, porque un 34% de la radiación ultravioleta puede llegar hasta nosotros por medio de ésta y quemarnos tras un tiempo de exposición, tal como si estuviéramos directamente expuestos al sol.