Tus amigas te pueden hacer engordar ¡escógelas bien!

por Angelica Guerrero

Los investigadores de la Universidad Estatal de Arizona realizaron entrevistas exhaustivas a unas 100 mujeres y a un total de 800 de sus amigas.

Los investigadores se centraron en dos áreas principales:

  1. ¿Determinan ellas y sus amigas un «peso aceptable» y adaptan su comportamiento en consecuencia?
  2. ¿Observan el cuerpo de sus amigas, y esto les anima a cambiar sus hábitos alimenticios y deportivos para acercarse a las morfologías que más les atraen?

El peso: un fenómeno de mimetismo con las amigas

La primera hipótesis no llevó a una conclusión formal, a diferencia de la segunda. Existe un fenómeno de mimetismo, particularmente perceptible cuando se practican actividades físicas, en particular de fitness, entre amigas.

Pero lo que es cierto en cuanto a la preocupación por perder peso (o mantener la línea) es el otro sentido: los amigos que disfrutan compartiendo los placeres de la mesa juntos tienen menos problemas para asumir un aumento de peso.

Tener sobrepeso en tu séquito: 50% de posibilidades de tener también un problema de peso.

De hecho, los investigadores explican que sus hallazgos coinciden con los anteriores, que mostraron que si entre los amigos cercanos se encuentran varias personas con sobrepeso, uno tiene un 50% de riesgo y también tiene un (grave) problema de peso. Y recordemos que el entorno familiar es al menos tan decisivo.

Entonces escoge bien a tus amigos, o conviértete en un ejemplo para ellos, mejorando juntos su estilo de vida y logrando su peso ideal.

Fuente:
Revista Americana de Salud Pública (http://ajph.aphapublication)

0 Comentario
0