Agua en los pulmones: por qué se origina y sus posibles tratamientos

Los alveolos son la región de los pulmones encargada de hacer el proceso de intercambio de oxígeno por sangre. Pero, estos pueden llenarse de líquido y de ser así se presentan síntomas que a mediano plazo pueden poner en riesgo el organismo. Esta es una enfermedad llamada edema pulmonar, la cual debe tratarse de manera inmediata.

¿Cuáles son los signos de tener agua en los pulmones?

Los síntomas del edema pulmonar surgen de manera aleatoria y puede ser originado por diferentes causas. Estos son los síntomas más comunes y lo recomendable es que de presentar dos o más de ellos se acuda al médico de manera inmediata.

  • Fatiga
  • Dolor penetrante en el pecho
  • Dificultad para respirar y asfixia o falta de aire
  • Tos con secreciones y sangre
  • Sonidos roncos y/o sibilantes
  • Piernas y pies hinchados

Causas para el surgimiento de un edema pulmonar

Entre las principales causas de este padecimiento podemos mencionar enfermedades relacionadas al corazón o al sistema cardiovascular. Las fallas en dicho órgano impiden el correcto bombeo de la sangre al cuerpo, por lo que termina acumulándose en los pulmones.

Es una enfermedad que generalmente se presenta en personas mayores, por el mismo desgaste del cuerpo.  Sin embargo, existen otras causas probables como puede ser un mal tratamiento de una enfermedad respiratoria, causas virales, someterse a altitudes extremas, inhalación de gases y humos, ahogamientos, entre otros.

¿Cómo se puede complicar?

Cuando esta enfermedad no es atendida puede llegar poner en peligro la vida de la persona. Puede causar fallas aparatosas en el corazón o colapsos en el sistema respiratorio, por ejemplo.

¿Cómo se trata el agua en los pulmones?

Después de haber sido diagnosticado por el médico, al paciente se le suele colocar una mascarilla con oxígeno para aliviar los síntomas de asfixia y la dificultad para respirar. Gracias a esto se irá relajando el área del pecho, por lo que se aliviará el dolor.

Lo siguiente es la administración de medicamentos como diuréticos para ayudar a drenar mejor el exceso de líquido del cuerpo. Sin embargo, debes tener en cuenta que el tratamiento para esta enfermedad varía dependiendo del origen y la causa de esta.

Una vez que la persona ha salido del centro de salud, debe seguir desde casa el tratamiento indicado por el médico. Es posible complementarlo con remedios naturales para optimizar el progreso de recuperación.