El envejecimiento comienza a partir de los 25 años

El envejecimiento comienza a partir de los 25 años, afirma Pura Muñoz Cánoves.

Esta valenciana, premio Fundación Lilly y Rey Jaime I, ha logrado cambiar la idea prevalente de que el envejecimiento solo ocurre de manera gradual.

La científica señala que el envejecimiento es el declive funcional de los tejidos y órganos del cuerpo que más tarde producen enfermedades cardiovasculares, cáncer o diabetes.

“A partir de los 25 años, o antes de los 30. Existe una pérdida de masa muscular que aparece de manera gradual, aunque luego hay un declive agudo final. Somos jóvenes por poco tiempo.”, afirma la científica.

Esto sucede porque las células empiezan a dejar de funcionar como lo hacían en los primeros años de vida. Principalmente, ocurre después de la edad reproductora.

Con el paso del tiempo acumulamos daño que las células del organismo reparan. Cuando el organismo es joven, es muy fácil deshacerse de los residuos. Lo que empieza a fallar es precisamente esa capacidad de limpieza y esto crea una toxicidad que, a su vez, provoca que las células no puedan lidiar con esas proteínas no funcionales y se genere mayor estrés intracelular.

A pesar de todo lo que podamos explicar, el envejecimiento sigue siendo un misterio, pero hay causas comunes.

En general hay un envejecimiento gradual progresivo que en la edad geriátrica, a partir aproximadamente de los 80, se acelera. Nosotros somos resultado de nuestra genética y epigenética (marcas químicas que controlan la primera).

Con lo que heredamos podemos hacer bien poco, pero la epigenética está muy ligada al estilo de vida, a cómo comemos, al ejercicio e incluso, a la educación. Una y otra hacen que envejezcamos peor o mejor.

Sin entender los mecanismos que fallan no podremos encontrar soluciones farmacológicas. En nuestro caso, hemos probado moléculas en ratones capaces de estimular la maquinaria de limpieza celular, afirma la científica.

Ya se están haciendo ensayos clínicos, por ejemplo con la rapamicina, un medicamento inmunosupresor utilizado para evitar el rechazo de órganos trasplantados, y sabemos que es el mayor reactivador de la autofagia, sistema de limpieza celular.

 

 

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.