salud

Los zapatos de tacón son una de las prendas que más ha revolucionado el armario de la mujer y son uno de los principales fetiches femeninos. Curiosamente, este calzado es tan deseado como odiado, pues a pesar de que mejoran cualquier estilo, llevarlos puede ser incómodo. Más allá de ser poco prácticos, ahora un equipo de especialistas acaba de determinar que calzar tacones altos puede provocar daños al sistema nervioso.

La mayoría de podólogos siempre han aconsejado que llevar zapatos con 2-5 centímetros de tacón es más adecuado para el pie que ir totalmente plano. Así pues, ni blanco ni negro, sino gris. Los nuevos estudios determinan pues que el calzado ideal tampoco debe tener un tacón alto. Se ha comprobado que en los últimos años ha aumentado el número de mujeres que acuden al médica con problemas en los pies, según recoge el Daily Mail. Como denominador común, la mayoría de ellas calzaba zapatos altos.

Los principales problemas que se derivan de ello se plasman en los propios pies. Así, el uso reiterado de tacones provoca la aparición de juanetes y rozaduras. La espalda también es otra parte del cuerpo que resulta afectada, con dolores que varían en intensidad y que se pueden agravar.

Con todo, también se ha comprobado que este tipo de calzado, a la larga, puede dañar el sistema nervioso. Esto último se produce cuando los huesos de los dedos presionan contra el nervio, lo que provoca un dolor que los pacientes describen como “andar sobre un guisante duro”, recoge el periódico. Las mujeres de entre 40 y 69 años son las principales afectadas de esta dolencia, ya que son las que llevan más años vistiendo tacones.