Los peligros ocultos de la bebida más famosa del mundo: la Coca Cola

Todos hemos tomado Coca Cola, sin duda es una de las bebidas predilectas a nivel mundial y que alcanza cifras astronómicas diarias en ventas. Cada 24 horas se venden unos 2 billones de botellas y latas y alcanza una facturación anual de algo más de 26.500 millones de euros. Cada segundo, el mundo bebe 11.000 litros de este líquido oscuro.

Pero la popular bebida oculta grandes riesgos que deberían poner a pensar a muchos de sus fans. Varios estudios realizados por distintas ONG advierten que la Coca Cola es peligrosa para la salud por sus componentes químicos que actúan “apagando” el organismo. Entérate cómo afecta tu salud.

Estadísticas que preocupan

En solo 33 cl de esta bebida dulce hay más de siete tipos de azúcares, lo que es 2.5 veces más que la cifra segura de azúcar que puede digerir tu cuerpo. En 2 litros de Coca Cola están presentes más de 42 clases de azúcares. Así que multiplica la cifra anterior y estaremos hablando de un auténtico peligro en cada vaso.

Si hablamos de costos, mientras una lata de Coca Cola tiene un precio que ronda un € 1, tomar una bebida natural y más saludable cuesta menos de la mitad.

La peligrosidad del refresco de cola es producto de sus componentes como el agua carbonatada, cafeína y químicos como el caramelo artificial E150d, ácido fosfórico, acidificante, azúcares y coca. Ninguno de estos compuestos le hace bien a nuestro cuerpo y menos, en exceso.

Ingredientes dañinos

La alta cantidad de azúcares de la Coca Cola debilita el organismo y produce enfermedades como diabetes, obesidad, problemas cardiovasculares y caries.

Al beber grandes cantidades de azúcar (sacarosa) elevamos las cifras de este compuesto en la sangre, lo que hace que el páncreas produzca más insulina. Esta es la hormona encargada de guardar la glucosa en el hígado y los músculos. Este ciclo repetitivo terminará causando diabetes.

Además, solo tomar una lata de esta bebida todos los días puede elevar en 27% el riesgo de ser obeso. En cuanto a la caries, a parte del azúcar, el ácido fosfórico tiene un pH ácido muy alto (de 2,5 a 2,7) lo cual eleva la proliferación de microbios en nuestra boca.

Para pensar

¿Y qué hay de los problemas cardiovasculares? La cafeína y el aspartame E951 (un tipo de azúcar artificial) actúan como tóxicos en el metabolismo. Cada 33 cl de Coca Cola aporta 33 a 42 mg de cafeína, lo cual es mucho más que los 20 mg recomendables por día.

Sus químicos pueden elevar la presión arterial, causar infecciones urinarias, problemas respiratorios, ansiedad, estrés, depresión, temblores y hasta cáncer. Los tintes 2-MI y 4-MI que contienen son elevadamente cancerígenos.