Si este artículo le ha gustado, ¡suscríbase a nuestro boletín de noticias!

depilazione-luce-pulsata-definitiva1

 

¿Te ha pasado que te estás preparando para una cita romántica que probablemente derive en un encuentro íntimo y al observarte de pies a cabeza llegan a tu mente las palabras “depilación íntima”?

-¿Y qué con ella?  Es necesaria y hasta mandatoria… podrías pensar, por iniciativa propia o incluso por sugerencia de tu pareja.

Pues temporal o definitiva este debería ser un asunto que deberías considerar con precaución puesto que tu vello púbico está puesto “allí” por una razón – que es principalmente protegerte de infecciones-, sin embargo, y debido a la tendencia estética que se ha vuelto muy popular  principalmente entre las jovencitas  quienes prefieren dejar la zona totalmente lampiña –muchas veces llevadas por el deseo de complacer al chico de sus sueños-, estos son algunos factores a considerar con argumentos a favor y en contra.

Más allá de tus gustos o preferencias, al momento de considerar realizarte una depilación definitiva en tu zona genital lo importante es que tengas presente que la misma conlleva una mayor exposición a factores de riesgo, tales como infecciones debido a los pequeños cortes que puedes sufrir a causa de la sensibilidad que tiene esta área de tu cuerpo.

Antes  de la depilación lo primero que debes tener en cuenta es la higiene diaria en esta zona para lo cual se recomienda el uso de jabones que cuidan tu PH (esto es la acidez o alcalinidad de tu cuerpo ya que es diferente al interior de tu vagina), dichos productos son económicos y cuentan con una amplia oferta en el mercado; ideales los que contienen ácido láctico, extracto de manzanilla, el cual tiene un efecto limpiador y suavizante,  así como el aloe vera, también suavizante, más aún teniendo en cuenta que la piel del pubis y de los labios vaginales es tan delgada como la del busto.

¿Qué opinan quienes no la recomiendan?

Especialistas  afirman que el retirar completamente el  vello púbico aumenta las posibilidades de contagio de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) puesto que no solamente el condón te protege de ellas… es decir que tus vellitos púbicos, aunque estén cortos, también lo hacen.

Ten en cuenta que la naturaleza es sabia y por eso el pelo en nuestro cuerpo cumple la función de protección de las diferentes partes de tu cuerpo -obviamente si vas a la playa a lucir tu bikini vas a querer erradicarlo lo máximo posible-,  solo ten presente que así como tus pestañas te protegen de la entrada de partículas extrañas o mugre a los ojos, de la misma forma el vello púbico te protege de las posibles infecciones a las que estás expuestas en el día a día, más aún durante las relaciones sexuales en las que el roce, la otra piel y los fluidos hacen que esta zona sea mucho más sensible.

Rasurar, recortar o retirarlo definitivamente

Pero como cada caso es diferente, si ya te has decidido a realizarte la depilación completa y permanente  es muy importante que acudas a sitios especializados (en otras palabras por favor evita las clínicas o consultorios de garaje, o si vas a un salón de belleza a que te hagan la cera cuida mucho que éste sea de tu completa y absoluta confianza).

Aunque también puedes hacerlo en casa pero ten presente que si decides hacerlo tu sola aumentan las posibilidades de molestias, cortes o irritación.

Productos que contienen fuertes químicos como la crema depilatoria no deben entrar en contacto con la zona genital  interna o externa),  ya que se pueden originar infecciones debido a que la piel del área es extremadamente sensible.

Expertos afirman que retirar completa y totalmente el vello público puede facilitar la aparición de enfermedades o posibles infecciones, teniendo en cuenta que la vulva tiene una mucosa muy delgada y propensa a la influencia de agentes externos; también puede ocurrir puede ocurrir una inflamación o enquiste de los poros, si por ejemplo al afeitarte te causas una pequeña herida. Un tip antes del afeitado es el uso de agua caliente en la zona, la cual contribuye a abrir los poros.

Los tipos de depilación más comunes hoy son: la crema depilatoria, la conocida máquina de afeitar –debes usar la que es indicada exclusivamente para mujeres, esta normalmente viene en tonos rosa y la encontrarás fácilmente en droguerías y supermercados-; se afirma que la crema funciona bien en un vello suave y fino, pero que para vello más grueso lo más recomendado es acudir a un espacio especializado que ofrezca el servicio de cera, o mucho mejor si se trata de lugares profesionales de la salud y belleza en donde puedes encontrar el servicio de depilación láser y/o IPL.

Láser e IPL

Depilación Permanente con láser: consiste en destrucción paulatina de los folículos pilosos, favoreciendo una depilación parcial o total sin lesionar los tejidos adyacentes.  Esta se sirve de una luz monocromática, es decir de de un solo color, con el fin de atacar la raíz debilitando el posterior crecimiento del vello;  por su parte la técnica IPL o luz pulsada, (en inglés Intensed Pulsed Light), consiste en una luz con distintas longitudes de onda que se puede aplicar  en diferentes partes del cuerpo. Un consejo: para cualquier elección de método depilatorio es necesario que recibas una asesoría especializada, ya que su éxito depende de tu color de piel (clara u oscura) y del grosor del vello, pues uno funciona de forma diferente en cada paciente.

Para finalizar: una alternativa intermedia es conservar una pequeña o corta porción de pelo en el centro del pubis, esto con el fin de no retirarlo completamente y así sentirte cómoda y segura en esta área, pero cuidando al tiempo tu salud íntima.