Algunos ginecólogos señalan que determinadas posturas favorecen el embarazo. Según ellos, aquellas posturas en que la mujer se sitúa debajo del hombre, a ser posible con la pelvis elevada, propician el embarazo. Hay médicos que afirman que si la mujer permanece tumbada boca arriba durante 30 minutos después del acto sexual, aumentan las probabilidades de quedar embarazada. Ninguno de estos consejos tiene una base científica.
postura
Según algunos ginecólogos algunas posturas sexuales favorecen el embarazo

Quedarse embarazada no es tan fácil como pueda parecer.

Algunas parejas tardan un año en conseguir un embarazo.

A la adopción de hábitos saludables de vida de la pareja, se pueden añadir otros consejos prácticos para ayudar a que se produzca un embarazo.

Se trata de adoptar determinadas pautas de comportamiento durante y después de las relaciones sexuales.

Algunos ginecólogos consideran que determinadas posiciones durante el coito favorecen o al menos, ayudan a quedarse embarazada.

Otros especialistas, sin embargo, consideran que no hay una relación de causa efecto entre dichas posturas y la concepción.

Ninguno de estos consejos tiene una base científica.

POSICIÓN DEL MISIONERO

misionero

En todo caso, se puede decir que la posición del misionero (el hombre encima) es la mejor postura para lograr un embarazo, aunque no existen estudios científicos al respecto.

Lo que está claro es que esta postura permite una penetración más profunda y como resultado de ello, los espermatozoides llegan más cerca del cérvix.

Para lograr una mayor efectividad, se recomienda a la mujer que eleve sus caderas colocándose una almohada o cojín debajo para que el cérvix quede expuesto a la mayor cantidad de semen posible.

TUMBADA BOCA ABAJO Y DE RODILLAS


rodillas

Otra posición favorable es que la mujer se tumbe boca abajo y de rodillas, de forma que la penetración se realice por detrás y el esperma se deposite más cerca del cérvix, ayudando así a la concepción.

POSICIÓN DE LADO

lateral

Además, tumbarse lado con lado, sobre todo para personas con sobrepeso o con problemas de espalda, puede ayudar a la concepción.

ACOSTADA BOCA ARRIBA

Hay médicos que mantienen que la mujer puede incrementar las probabilidades de concebir quedándose acostada boca arriba unos 30 minutos después de haber tenido relaciones con su pareja, preferiblemente con una almohada o cojín debajo de la zona pélvica para elevar así las caderas.

En teoría, esto proporciona a los espermatozoides el tiempo necesario para llegar a las trompas de Falopio ayudados por la fuerza de la gravedad.