¿Puntos negros? Todo lo que debes saber para mantener tu piel limpia

Los puntos negros son cúmulos de grasa que van tomando ese aspecto oscuro debido a que se mezclan con bacterias y células muertas de la piel al tapar los poros. Aparecen cuando la descamación natural de la piel no es adecuada y no traspira como debe ser.

Causas de la aparición de puntos negros

Estos comedones abiertos generalmente se observan en la frente, nariz y barbilla, es decir, en la llamada zona T del rostro. La piel con puntos negros suele verse grumosa, áspera y descuidada. Además, si no se tratan de forma efectiva pueden convertirse en espinillas o barros.

Las causas más comunes en la aparición de estos detestables puntos negros son:

  • Procesos hormonales en la que se activan las glándulas sebáceas como la pubertad, la toma de píldoras anticonceptivas, menopausia o embarazo.
  • El uso de maquillaje y productos faciales con aceites pesados y sustancias grasas que impiden que la piel respire tapando los poros.
  • La piel muy grasa.
  • Mala higiene facial.

Productos naturales que ayudan a eliminar puntos negros

Uno de los mejores trucos para eliminar puntos negros es abrir los poros y realizar una limpieza profunda de la piel afectada. Para hacer esto de forma casera toma un cazo con agua hirviendo e inclínate sobre él para recibir el vapor en el rostro y cúbrete con una toalla. Pasados 10 minutos seca tu piel.

Para purificar la piel luego de dilatar los poros prueba alguno de estos productos naturales:

Mascarilla de tomate: esta fruta tiene propiedades astringentes por lo que ayuda a limpiar la piel de los comedones abiertos. Corta un tomate fresco en rodajas, recuéstate y recubre muy bien con el tomate la zona a tratar. Luego de 20 minutos lava tu cara con abundante agua y seca suavemente.

Mascarilla de bicarbonato de sodio: su efecto exfoliante es ideal para purificar el rostro de impurezas. Mezcla 2 cucharadas de bicarbonato de sodio con el jugo de medio limón. Cuando tengas una pasta homogénea aplica en la cara y deja actuar 20 minutos y retira muy bien con agua fría.

  • Otra opción es mezclar el jugo de un limón con 2 cucharadas de yogurt natural o sumergir un algodón en el jugo de un limón fresco y pasarlo por la zona afectada, sus propiedades antibacterianas tendrán un efecto altamente purificante. ¡Cuidado! Esto solo puedes hacerlo de noche, para evitar que el sol pueda manchar tu piel.

Mascarilla de clara de huevo: el huevo también es ideal para retirar de la piel la grasa acumulada. Toma la clara de un huevo, bate a punto de nieve, agrega unas gotas de jugo de limón y aplica en el cutis dejándolo actuar durante 15 minutos. Retira con agua tibia.