Strobing, la nueva tendencia en el maquillaje.

A muchas mujeres nos gusta lucir bien, lo mejor que sea posible. Es por eso que desde que surgió el maquillaje siempre ha hecho parte de la rutina diaria femenina, por lo menos de la mayoría. Así como la ropa, los accesorios y el cabello, el maquillaje también se adapta a la moda del momento.

Hace pocos años comenzó una tendencia conocida como Contouring, o por su traducción al español, contorno. Este utiliza varios tonos de bases, polvos compactos, iluminadores y rubores que se aplican en diferentes capas y en lugares específicos del rostro para lograr que la cara se enmarque con sombras  de la manera que queramos. Aunque con esta técnica el rostro queda literalmente perfecto, este suele ser un maquillaje que toma mucho tiempo lograr y además es muy pesado para llevarlo todos los días.

Como respuesta al Contouring y buscando una alternativa que luciera más fresca, que no tomara tanto tiempo, que no necesitara tantas capas de maquillaje y que se pudiera usar todos los días, surgió el Strobing.

En ingles la palabra Strobing se deriva de “strobe”, que traduciéndolo al español significa  Estroboscopio, un instrumento que permite visualizar un objeto que está girando como si estuviera inmóvil o girando muy lentamente. Suena como enredado ¿cierto? Pero para decirlo en otras palabras y en términos de maquillaje, básicamente el Strobing es el efecto óptico que se produce cuando iluminamos el rostro a través de destellos o luces.

Con esta técnica lo que se quiere es crear dimensión y definición usando exclusivamente luces y reflejos. Para eso se debe aplicar un producto que de luminosidad al rostro en algunos puntos específicos como las cejas, los pómulos, el centro de la frente, la nariz y la barbilla, o cualquier parte de tu rostro donde se te ilumine la piel naturalmente.

El producto más utilizado para esto suele ser un buen iluminador que se adapte a tus necesidades, pero también se pueden usar otros. Debes saber combinarlo con los otros elementos de tu maquillaje y casi nunca, si lo que se busca es un strobing, se aplica rubor, pues con los efectos de luz es suficiente.

Para que esta técnica sea exitosa debes conocer perfectamente la estructura de tu cara y sus ángulos, debes cuidar muy bien tu piel y mantenerla hidratada, y lo más importante, saber difuminar correctamente todos los productos que apliques, pues el principio de esta tendencia del maquillaje, es lucir frescas, radiantes y naturales.

Este movimiento lo promueven artistas del maquillaje como Alex Box de Illamasqua y Pablo Rodriguez de MAC Cosmetics. En este momento es Strobing está llamando la atención de las pasarelas del mundo, como un llamado al maquillaje pero al mismo tiempo a la naturalidad. Personalmente me encanta y recomiendo practicarlo mucho en casa para lucir perfecta cada día.

strobing 3 strobing2 strobing