Un entrenador asesina a su hija de 10 meses y después hace una increíble búsqueda en Google

por Vanessa Alcaras

Un hombre de 29 años en Pensilvania, Estados unidos, de nombre Austin Stevens, es acusado de violar y asesinar a su propia hija de 10 meses de nacida, el pasado 3 de octubre.

La bebé de nombre Zara Scruggs, fue atacada por su propio padre quien luego de cometer el hecho, permaneció por una hora en Google realizando búsquedas con frases como: “Si el bebé deja de respirar”, “Mi bebé no respira”, “Cómo haces para saber si un bebé está muerto, “Si no puedes oír el corazón o los latidos del bebé”, para luego finalmente llamar al 911.

La policía descubrió a la niña totalmente inconsciente en el apartamento de su padre, en donde estaba en unas terribles condiciones, sin electricidad, sin agua corriente y sin calefacción. Procedieron a llevarla de urgencias al hospital local más cercano, en donde los médicos la declararon muerta poco tiempo después, así lo indicó un comunicado de la oficina del fiscal del distrito del condado de Montgomery.

Además de los registros de las búsquedas en Google, las autoridades también hallaron un pañal de la bebé que se encontraba lleno de sangre y que ahora hace parte de la investigación.

La autopsia realizada a la menor, quien empezaba a caminar, pudo confirmar que ella había sido violada brutalmente y había sufrido un traumatismo rectal anal y un traumatismo craneal.

El fiscal del distrito, Kevin Steele, dijo lo siguiente: “Este es un caso totalmente perturbador. Es muy difícil imaginar que la muerte de esta pequeña sea aún más traumática: la agresión sexual a una bebé, y luego la inacción de su padre para salvarle la vida, la llevó a la muerte”.

Las autoridades del lugar informaron que el hombre tenía la custodia total de la menor, gracias a un acuerdo con la madre de la víctima. También dijeron que Stevens era entrenador asistente de un equipo de futbol local de nombre Lower Providence Warriors.

Los abuelos de Zara afirmaron que el hombre había llegado con la niña a la casa en horas de la noche. El abuelo de nombre Eric, quien se encontraba muy sorprendido dijo: “Esto es muy impactante, él siempre nos respetó. Nunca pensé que algo así podría pasar en un millón de años”.

En estos momentos el hombre se encuentra en prisión. La investigación está en proceso a la espera del juicio y con una fianza de un millón de dólares. Es muy probable que se presenten cargos adicionales y se espera que sea condenado a cadena perpetua.

Las autoridades hicieron un llamado para todo el que conozca de otros casos de abuso por parte de Stevens se contacte con ellos y les entregue la información.

0 Comentario
0