Mantener una vida saludable está convirtiéndose en una tendencia a nivel mundial. Cada día hay más personas modificando sus hábitos alimenticios y su rutina física, centrándose en un objetivo: promover su salud y bienestar general. Así es como inicia un estilo de vida saludable, donde las dietas estrictas no son una opción.

De acuerdo a estadísticas de Google, las búsquedas globales referentes al término “comida saludable” se duplicaron significativamente entre el año 2013 y 2015. Por lo que cada día los contenidos saludables se están difundiendo más por internet, motivando a las personas a seguir un plan de alimentación natural y a realizar más ejercicios físicos.

Por eso, aquí te comentamos más sobre esta nueva tendencia de estilo de vida basada en un consumo de contenidos saludables.

Desde que el término “comida saludable” comenzó a tomar auge en las búsquedas digitales, los creadores de contenidos y marcas decidieron comenzar campañas informativas para promover una nueva tendencia de estilo de vida. Y de esta forma, promover el consumo saludable de contenidos que permitan a las personas forjar una rutina sana, cuidando su alimentación y haciendo ejercicios físicos sin caer en lo extremo.

Así fue como este auge saludable comenzó a tomar mayor potencia, los internautas iniciaron la búsqueda de información en torno a un estilo de vida saludable. Igualmente, pasaban de la teoría a la acción al buscar restaurantes de comida orgánica, y finalmente, tutoriales sobre recetas y rutinas físicas saludables.

Progresivamente el consumo saludable se volvió una tendencia de estilo de vida que todos querían seguir. Con el boom de los influencers surgió más contenido de vida sana en la web. El objetivo era estimular la adopción de hábitos alimenticios saludables, donde los testimonios, las recetas, los tutoriales de ejercicios físicos y material de inspiración, comenzaron a ser parte de los videos más vistos en YouTube.

De este modo, se impuso esta nueva tendencia de consumo de contenido saludable.

Hasta hace un par de años, los supermercados solo tenían productos convencionales sin ingredientes naturales que buscaran promover hábitos saludables. Sin embargo, en la actualidad todo ha cambiado.

En el recorrido por un supermercado ya se consiguen diferentes variaciones de un mismo producto, basadas en ingredientes orgánicos o veganos para responder a los nuevos intereses de los usuarios. Esto, es algo que se ha conseguido con este nuevo estilo de vida.

Los cambios en los hábitos de consumo se han convertido en un nuevo estilo de vida en pro de una salud integral, donde el internet ha tenido mucha influencia como canal de información debido a las tendencias en las plataformas sociales.

fashioncolombia